El Club de Empresarios Independientes

No soy diseñadora

Y ayer tuve que pagar las consecuencias…


La historia es larga, pero en resumen, tuve que hacer todo de nuevo.

Todo me refiero al logo y los elementos gráficos de la marca.

Porque me encanta hacer todo yo sola, y no pedir ayuda.

Y por eso, muchas, muchas veces, trabajo el doble.

(es algo en lo que he trabajado toda mi vida es mejorarlo, creanme que estoy mucho mejor que hace diez, cinco e incluso dos años)

Todos mis diseños los hago en Canva, y al darme cuenta que tenía que hacer todo de nuevo, me vi frente a dos opciones:

  1. Buscar de nuevo la misma tipografía y los elementos gráficos.
  2. Empezar realmente todo de nuevo.

Perdí mucho rato en la opción 1, por que claro, perfeccionismo antes que nada.

Pero cuando ya me estaba quedando ciega, me acorde:

«Mejor hecho que perfecto»

Así que me libere, busque todo lo más parecido (dentro de), y seguí avanzando con lo importante.

Les dejo un ejemplo de la cantidad de tipografías «parecidas» que encontré:

Ahora que están todas juntas, sí, veo mucho más claras las diferencias.

Pero la verdad, es que son detalles.

Así que un aplauso a todos los diseñadores por la paciencia infinita que tienen con los detalles.

Y esa es la razón por que no hubo mail el viernes, porque quería todo «perfecto».

Pero, una vez más, me trago mis propias palabras que predico que no hay que tener todo «perfecto» antes de empezar. Porque digamos las cosas como son: es imposible.

Porque la vida cambia en un segundo. Y no en sentido poético de «carpe diem», si no en sentido práctico.

Esa reflexión la dejo para mañana.

Que tengan un excelente domingo.

Un abrazo,

Jose

mjrichardll
mjrichardll@gmail.com
No Comments

Post A Comment